El Gran Conserje

Perspectiva on diciembre 8, 2016

Nací bajo una luna llena el 12 de julio. Cuando era pequeña contemplaba las estrellas desde el cristal de mi ventana rectangular y cantaba con ellas. La idea de provenir de polvo de estrellas es encantadora para mí. La luna siempre es mi aliada.

Hace varios años, mientras almorzaba con Deepak Chopra poco después de la muerte de su padre, él me habló de una visita que había hecho al sacerdote de la familia en la India. Los registros de la familia se mantuvieron allí y se fechaban más atrás de lo que esperaba y él compartió conmigo una revelación que ha tejido a su paso a través de mi vida en estos últimos años. Habló de su esposa Rita y de sus hijos, y la gran convergencia que se efectuó para que todos ellos quenes fuesen necesarios estuviesen todos ubicados exactamente en la ciudad debida en la India, un país de 1000 millones de personas. Tuvieron que cruzar caminos en el momento exacto bajo circunstancias románticas, casarse o ser prometido a alguien para casarse, ser capaz de tener hijos del género exacto para que continuarían el linaje de la familia hasta ahora. De alguna manera la Providencia siempre ha tenido una mano en cómo salen las cosas. Me encantó la historia y las implicaciones de la forma en que soy guiada y elegida y vigilada por el Infinito.

Esta mañana esa historia en sí resucitó para mí de una manera maravillosa. Desperté temprano y salií a la calle por la mañana oscura y silenciosa para llevar a Murphy, mi pequeño perro Havanese, para su rutina matinal. La luna estaba llena, brillando a través de los árboles, dejando una franja de reflexión color de oro sobre el océano. Le ofrecí una oración de gratitud y admiración y noté una pequeña estrella pequeña que parecía moverse. Me quedé muy quieta para asegurarme de que no era yo misma tambaleo en mis zapatillas en las escaleras a oscuras. Sí, yo tenía razón, no era una estrella, era un satélite atravesando lentamente por su trayectoria por el cielo de la madrugada. Nos acostumbramos a acostarnos en una terraza en Fiji en búsqueda de satélites entres los millones y millones de estrellas en el cielo más oscuro y entusiasmarnos al ver uno de ellos. Aquí, donde hay tanta luz ambiental, es menos probable que veamos una y esta mañana, en el cielo iluminado con mi luna gloriosa, aquí estaba uno. Aquí está la vinculación con la historia de Deepak:

Alguien (a quien nunca conoceré) en uno de más de 50 países que producen y lanzaran satélites, consiguió el contrato para construir el mismo que vi esta mañana. La cuenta final para una de estas cosas es por lo menos $ 300,000,000 y sin garantía de que el lanzamiento será un éxito, lo cual no es siempre. Para tener un satélite en órbita requiere un cohete en el que cada uno de los detalles funcione correctamente incluyendo el obtener que el satélite orbite la tierra, y esta vez, en el lugar exacto donde yo lo vi volar sobre mí misma esta mañana. ¡Si hubiera dormido un minuto más o detenido para tomar un trago de agua, o Murphy no había estado de pie en la puerta quejándose, yo no lo habría echado visto! Todas las cosas tenían que converger perfectamente, algo que nunca habría sido capaz de lograr hacer! Regresé a la casa y negué con la cabeza, sonriendo. ¡Estoy interpretando esto como una señal del pulgar hacia arriba del Universo, mi fuerza está basada en el enfoque de mi corazón y voy por el camino correcto!

Tengo unas cuantas de esas cosas en mi escondite que me hacen saber que estoy siendo guiada y vigilada. En cualquier momento las líneas de reloj para arriba con 1:11 o 11:11 o la fecha es 11/11 y justamente lo veo al pasar, o miro mi teléfono celular exactamente entonces, o ver el cuentakilómetros de mi auto en 1111, lo utilizo como excusa para hacerme acordar que estoy conectada a mi Guía y todo está bien. Un día en el supermercado, una cajera se emocionó cuando ella saco la cuenta de mi comida, “¡Oh Dios mío! Nunca he visto esto, tienes que ir comprar boletos de lotería “, dijo. El recibo de salió $ 111.11! Los colibríes son otras, las mariposas monarcas también. Es mi versión de ‘excavar el pozo antes de que tengas sed “. Yo almaceno estos pequeños acontecimientos así que cuando me siento un poco confundida o abrumada o sóla, y uno de estos “signos” se me manifiesta, me siento nuevamente bendecida. Mis buenos amigos de Esther Hicks y Abraham veces se refieren a Dios como el Gran Conserje que hoy ha orquestado que me levante muy temprano, camine por la calle y mire en el lugar exacto donde ese pequeño diamante brillante estaba cruzando el cielo nocturno. Y hace algún tiempo atrás, tal vez años, el Conserje organizó para que el descubrimiento avanzado de la tecnología que se construyera, se haga despegar por alguien en algún lugar de este planeta Tierra con dinero y combustible de cohetes y ciencia, en el día perfecto con un clima perfecto para que todos nos conectásemos en forma exacta como se suponía que esta misma mañana tenía que pasar. Esta es otra versión de la fe para mí.

¡Disfrute de sus propias notificaciones que estás en el camino correcto, mis amigos!

Share

Inquire Here

Thank you for your interest in my art. Please fill out the form below and I will be in touch with you shortly.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si usted tiene historias, cosas interesantes o una perspectiva que desea compartir, por favor póngase en contacto conmigo.

Está estrictamente prohibido el uso no autorizado y / o la duplicación de este material sin el permiso expreso y por escrito del autor y / o propietario de este blog. Pueden utilizarse extractos y enlaces, siempre que se otorgue un crédito completo y claro a Becky y EverythingBecky.com con una dirección apropiada y específica al contenido original.